Crítica Literaria I


LibrosQue yo pueda decir de algo que es precisamente ese algo de lo que hablo –relación directa entre lenguaje y mundo-; que pueda haber una confusión entre signo y objeto denotado; que haya una fuga al lenguaje, se cifraría en el señalar la cosa que nombro: en términos sensitivos, esto sería nombrar la verdad del mundo.

El lenguaje es, de dicho modo, verdadero mientras tenga su correlato en el mundo. Habría, entonces, en la relación inmediata con las cosas, en el acto de nombrarlas señalándolas, una infancia, pues esta percepción inmediata a los sentidos, claramente demostraría la fuga necesaria, posibilitando su imagen: apareciendo desde la memoria hacia el recuerdo, en un siempre parecerse. El olvido de lo inmediato, a saber, el ESTO (función indexical del lenguaje, su fuga), sería condición de posibilidad de toda escritura que, negando la vía directa al mundo, situaría su espacio en lo extra-temporal, fuera del mundo. Dicho lugar paradojal es, como digo, condición de posibilidad y característica central que aplaza a la escritura, y de ahí, a la literatura como discurso válido en el vivir a diario, negándole una finalización social. He aquí lo que me interesa, pues, al no ser algo en el mundo es situada fuera de él y desplazada.

Tema relacionado: Crítica Literaria II

Anuncios

Una respuesta a “Crítica Literaria I

  1. Pingback: Crítica Literaria II « Lecciones para niños inquietos·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s